Con la elección del Directorio y Comité de Vigilancia del Club de Voluntarios de la Fuerza Terrestre "Cbos. Nicanor Quiroz Salazar", el Consejo Nacional Electoral (CNE) implementó el protocolo plan piloto de elecciones con el uso de medidas de bioseguridad por la pandemia del COVID-19, desde las 08:00, de este domingo 15 de noviembre.

Diana Atamaint, anticipó que el rubro estimado asciende a USD 123 millones, después de varios recortes que se han hecho. Imagen Referencial : Shutterstock.

Las elecciones de este Club se realizan en catorce de las veinte y cuatro provincias del país: Azuay, Chimborazo, Cotopaxi, El Oro, Esmeraldas, Guayas, Imbabura, Loja, Los Ríos, Manabí, Orellana, Pastaza, Pichincha y Santo Domingo de los Tsáchilas, con la participación de 18. 153 electores y 24 Juntas Receptoras del Voto (JRV).

Paulina Peña, directora de la Delegación Electoral de Pichincha, señaló que los miembros de la JRV recibirán kits de bioseguridad compuestos por alcohol, paños desinfectantes y mascarillas. Al primer vocal se le dota de visor, el segundo vocal entregará la papeleta, el tercer vocal hará firmar el padrón y el presidente de la Junta entregará el certificado de votación.

Existe una sugerencia de acudir a votar por horarios, de acuerdo a la primera letra del apellido, pero el CNE aclara que el horario no es restrictivo, el elector puede acudir a cualquier hora, dentro del horario establecido.

Cada veinte electores, el coordinador del recinto desinfectará las urnas y biombos que serán de plástico. El protocolo de bioseguridad, que cuenta con la aprobación del COE, mantiene la obligación del elector de retirarse la mascarilla para poder ser identificado.

El protocolo prevé distanciamiento de dos metros, uso de mascarilla y alcohol y de visores (dependiendo de la función), uso de espacios abiertos, durante todas las etapas del proceso electoral: con capacitación antes del proceso, en los recintos electorales, las JRV, la logística del paquete electoral, las bodegas electorales, los estibadores, el Centro de Procesamiento Electoral.

Finalizado el proceso electoral, se procederá a la desinfección de los recintos electorales.

Para evitar aglomeraciones, el CNE dispuso la ampliación del número de recintos y también el distanciamiento de las juntas, en posición unidireccional. Además, se ha coordinado con los gobiernos autónomos descentralizados (GAD), la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas para mantener el orden fuera de los recintos.

En el caso de Pichincha, de 328 recintos en las anteriores elecciones, se contará con 414 recintos para febrero del 2021.

La capacitación a los miembros de la JRV iniciarán, vía telemática, desde el 17 de diciembre.

Nota Original: El Universo – LINK