Compartir

El SRI registra un 11 % más en el cobro de impuestos. Analistas dicen que esto se debe al alto gasto fiscal, “difícil de mantener” en la segunda mitad del año.

Shutterstock

El rostro de la economía en la primera mitad del año mostró un buen semblante con una recaudación tributaria que, bajo una mayor dinámica comercial, se elevó en un 11 %. No obstante, es un aspecto que, a criterio de algunos expertos, tenderá a opacarse en este segundo semestre, luego de que el Gobierno empiece a ejecutar una política de reducción de gasto que, por déficit presupuestario, está obligado a tomar.

De los $ 6.870 millones que el Servicio de Rentas Internas (SRI) logró recaudar de enero a junio de este año, $ 2.405 millones corresponden al cobro de Impuesto al Valor Agregado (IVA), un rubro que es superior en un 9 % más que en igual semestre del año pasado.

Gustavo Peralta, gerente de la consultora tributaria TaxCorporate, menciona que el incremento de la recaudación está atada a una mayor cultura impositiva, pero también a los estímulos que se han dado en la economía. La rebaja del 14 al 12 % del IVA en junio pasado, dice, logró impulsar aún más las ventas en un mercado que a inicios del año empezaba a dar señales de recuperación, tras haber sido golpeado por los efectos del terremoto del año pasado, las bajos precios del petróleo y las consecuencias de un dólar sobrevalorado.

“Entonces, frente a un primer semestre del año pasado muy malo, esta recuperación aparece como muy buena”, dice Santiago Mosquera, doctor en Economía y catedrático del USFQ Business School. Una recuperación que, para este analista, fue empujada por el alto gasto fiscal que el Estado ha venido inyectando en la economía, en estos últimos nueve meses.

Según las cifras del SRI, esto también repercutió en un alza del 9 % en la recaudación del Impuesto a la Renta ($ 2.397 millones) y de otros tributos como el Impuesto a los Consumos Especiales con $ 369 millones e Impuesto a la Salida de Divisas, con $ 525 millones. Un 21 % y un 10 % más, respectivamente, que el año pasado. Por otra parte, aparece también una mayor recaudación en las actividades de comercio exterior. De acuerdo con el SRI, por el IVA a las importaciones se pagaron $ 737 millones y por ICE, $ 84,2 millones, un 21 % y 49 %, respectivamente.

Pero los expertos económicos hablan del desafío que se viene en el segundo semestre de este año, para lograr sostener la recaudación de impuestos, hoy la primera vía de financiamiento del Estado.

Fuente: Expreso