Compartir

“De los ciudadanos ecuatorianos que fueron asesinados se tendrá la verdad”. Así lo afirmó el Defensor del Pueblo de Colombia, Carlos Negret, durante una rueda de prensa, luego de concluir una reunión con los familiares de los periodistas de EL COMERCIO.

El Telégrafo

La cita se realizó de forma reservada, en la ciudad colombiana de Cali, la noche de este domingo 24 de junio del 2018. Allí los familiares del periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra, le solicitaron su intervención para conocer detalles del operativo de rescate de los cuerpos, que hasta el momento no ha sido proporcionada por las autoridades del vecino país.

Los tres trabajadores fueron secuestrados en Mataje, cerca de la frontera con Colombia, el pasado 26 de marzo, y posteriormente asesinados. En la reunión los allegados también pidieron el acompañamiento de la Defensoría para que este caso y el caso de los ecuatorianos Óscar Villacís y Vanessa Velasco se resuelva. “De parte de la Fiscalía se tendrá las investigaciones necesarias y como lo han pedido los familiares tendrán la opción de poder indagar sobre los expedientes penales”, dijo Negret, pero recordó que los expedientes penales se encuentran por ahora bajo reserva.

El funcionario designó un equipo de trabajo para que acompañe a los allegados durante su visita en este país. La intervención del Defensor se da luego de que los familiares criticaran el manejo de la información sobre el proceso de identificación de los cuerpos que se sigue en el Instituto de Medicina Legal de Cali. “Yo creo que el Gobierno colombiano sacó lo más importante que era la recuperación de los cuerpos” señaló Negret al ser consultado sobre el manejo de información de parte del Gobierno de su país.

También hizo un llamado para que alias ‘Guacho’ entregue cuanto antes a la pareja de comerciantes, aún secuestrada y de que la que no existen noticias desde abril pasado. “Veo que hay unas cartas de discrepancia entre los ministros de relaciones exteriores que no son asunto del Defensor del Pueblo de Colombia y que no atañe a sí pasaron información o no a los familiares, lo importante hoy es que está la Fiscalía y medicina legal trabajando rápidamente en los estándares internacionales de la técnica forense para decirnos el nombre de cada uno”, agregó. En la rueda de prensa Yadira Aguagallo, novia del fotógrafo, dijo que el objetivo principal de conocer la verdad y recibir justicia es que este tipo de hechos no se vuelvan a repetir ni en el Ecuador ni Colombia.

Fuente: El Comercio