En NotiMundo Estelar, el asambleísta, Esteban Torres, y el abogado de la Fundación Pakta, Mateo Ruales, debatieron sobre las repercusiones jurídicas del fallo de la Corte Constitucional a favor del matrimonio igualitario.

corte-matrimonio-ec
Matrimonio igualitario se debate en Ecuador desde el punto de vista jurídico e ideológico. Crédito: Shutterstock

El pasado 12 de junio, la Corte Constitucional falló a favor del matrimonio igualitario, ampliando la interpretación del artículo de la Constitución que especifica que el matrimonio es la unión civil entre hombre y mujer. Por este motivo, en el país se ha abierto un debate ideológico y jurídico entre activistas a favor de los Derechos Humanos y los grupos conservadores.

En este contexto, el abogado de la fundación Pakta, Mateo Ruales, afirmó que esta decisión de la Corte Constitucional hace que el Ecuador se convierta en un país más tolerante que “garantice de verdad” los derechos de las minorías.

Además, según Ruales, los organismos de Derecho Internacional han marcado al matrimonio igualitario como un derecho fundamental que los Estados deben respetar. Por esta razón, diferentes e importantes organizaciones, como la ONU, han felicitado al Ecuador por adoptar esta medida.

Sin embargo, según el asambleísta, Estaban Torres, el mecanismo por el que se accedió a este derecho “no fue correcto“; esto se debe a que, según el Legislador, para dar paso al matrimonio civil entre personas del mismo sexo, se tuvo que haber reformado la Constitución de manera democrática.

Para Torres, de todas formas, no era necesario “desnaturalizar” el concepto de matrimonio para otorgar más derechos a las personas LGBTI, sino únicamente ampliar los beneficios jurídicos de la unión de hecho. “Se dio paso al matrimonio igualitario diciendo que han sido un grupo discriminado, pero en Ecuador nunca ha habido discriminación a estas minorías. Aquí nadie mata a alguien por esta razón”, agregó.

No obstante, Ruales, desmintió las acotaciones del Asambleísta, pues, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), “seis de cada diez personas de una diversidad sexogenérica han sido discriminadas en el espacio público“.

Según Torres, la sentencia de la Corte Constitucional abre paso a que se legalicen otro tipo de asuntos, como el aborto, sin que se dé a conocer a los ciudadanos. Por otro lado, el abogado Ruales afirmó que esto no es así, ya que lo que las decisiones de este organismo son de acceso público.

Escucha el debate aquí: