Compartir

En la hoja de ruta se establece que el Instituto de Seguridad Social mantendrá reuniones con el Ministerio de Finanzas, el cual determinará el cronograma.

El Telégrafo

Tras la resolución de la Contraloría, el Ejecutivo reconoció la deuda de $ 2.800 millones al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), de modo que ahora iniciará la cancelación por medio de un plan de pagos.

Así lo señaló ayer Richard Espinosa, titular del IESS, luego de participar en la reunión que mantuvo el presidente Lenín Moreno con la Confederación de Jubilados y Pensionistas de Montepío del Ecuador. El funcionario aclaró que, como lo determina la Contraloría General del Estado, la deuda debe ser pagada.

Tras el reconocimiento de la deuda, el segundo paso para proceder al pago es la entrega de un informe por parte del ente de Control al IESS. Se trata de un procedimiento de forma, tras el examen especial. Posteriormente, ese informe deberá ser conocido por el Consejo Directivo del IESS.

Entonces Espinosa firmará los balances consolidados de la institución. Efectuado ese paso, dichos informes serán enviados a la Superintendencia de Bancos, con copia al Ministerio de Finanzas y a la Contraloría General. Según Espinosa, el ente de Control certificará los documentos. Dicho paso tendrá el acompañamiento de una comisión que trabajará hasta mediados de noviembre.

“He solicitado que los auditores de Contraloría acompañen a esta verificación de la información que debe reposar en el IESS para que ellos verifiquen desde 2001”. El último paso será el establecimiento de reuniones entre el IESS y el Ministerio de Finanzas para que esta última cartera determine la situación de la deuda y proponga el plan de pagos correspondiente. “Nos pondremos de acuerdo en el pago efectivo”.

Fuente: El Telégrafo