Compartir

El fiscal de flagrancia de Guayas, William Aguilar, presentó este martes 12 de junio del 2018 su cargo a disposición ante la sede del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs) de la provincia más poblada del país, en el centro de Guayaquil.

El Telégrafo

El agente llegó pasadas las 09:20 para poner a consideración su puesto en “irrestricto acatamiento de la voluntad popular”. Esto en referencia a la consulta popular y referendo que decidió que el organismo evalúe a las autoridades de control.

“Este humilde fiscal quiere que el resto lo imite, que ese resto, que son jefes de alta jerarquía dentro de la misma función judicial, sean los primeros en imitar aquello y poner en consideración del Consejo sus cargos, allanándole así el camino al Consejo y evitando desperdicio de tiempo”, afirmó.

Aguilar aseguró que informó de su decisión a la Fiscalía General del Estado y que además en su escrito hizo un pedido tanto a su organismo como el Cpccs transitorio para que se elimine un “acuerdo de confidencialidad” que firmaron durante la administración de Gustavo Jalkh.

“Eso vulneraba derechos fundamentales de todos los funcionarios públicos como el de expresión. Había una censura incluso a nuestros datos personales, eso raya ya en lo inaudito.

Esperaré el pronunciamiento del Consejo de Participación Ciudadana”. Este 12 de junio también se presentó ante el Cpccs en Guayas el ex fiscal provincial César Ponce.

En su escrito denunció al Consejo de la Judicatura porque “hace algunos años procedió a destituirme del cargo de agente fiscal aplicando indebidamente el error inexcusable”.

La destitución, dijo, ocurrió en enero del 2013. Según Ponce, esa figura ha vulnerado los derechos de varios de sus compañeros. “Y nos ha dejado sin plazas de trabajo a la gran mayoría de funcionarios judiciales”.

Fuente: El Comercio