Compartir

Los ingresos que recibirá el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) este año por aporte de los afiliados no alcanzan para cubrir los gastos por atenciones médicas, mantenimiento de hospitales e inversiones, entre otros.

Este año, el Seguro de Salud requerirá USD 3 475 millones para cubrir sus gastos. Pero los ingresos por contribuciones de los afiliados llegarán a USD 2 230 millones, según el Presupuesto 2018 del IESS. La entidad espera cubrir la diferencia principalmente con el aporte que debe dar el Estado por la atención a jubilados y personas con enfermedades catastróficas, que se estima este año en USD 564,6 millones.

Sin embargo, el Ministerio de Finanzas solo presupuestó USD 220 millones para el pago de pensiones de amas de casa y campesinos afiliados al IESS, y no para salud. Además, el Seguro Social prevé una desinversión en los ahorros del Biess por un total de USD 294,9 millones. La brecha se registra pese a que hace más de dos años se aumentó de la contribución de los afiliados para el pago de los gastos de salud.

La resolución 501 del Consejo Directivo del Seguro Social, aprobada en noviembre del 2015, incrementó la tasa de aporte de los afiliados de 5,71% a 9,94%. En cambio, disminuyeron las aportaciones para Pensiones y Riesgos del Trabajo.

Fuente: El Comercio