Compartir

Para el próximo año se pagará un valor más alto por el impuesto predial en Quito, Cuenca, Loja, Ibarra y Santo Domingo. En Guayaquil, Ambato, Azogues, Riobamba, Latacunga y Esmeraldas se mantendrá el valor, que se cobró este año.

Agencia Pública de Noticias Quito

El Concejo de Loja aprobó la ordenanza que fija el incremento para el 2018. Se establecieron dos nuevos valores para calcular la tasa por cada propiedad, de acuerdo con su ubicación; es decir para los de la zona urbana y rural.

El Municipio no había hecho el ajuste desde el 2013, pese a que el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad) estipula que los 221 ayuntamientos del país deben ajustar el valor del impuesto cada dos años. Este cambio regirá para el período 2018-2019.

Para el incremento se tomaron en cuenta varios elementos, como el uso del suelo, tipo de construcciones, servicios básicos, obras de mejoras, ubicación, entre otros. Bajo ese mandato, los cuencanos también cancelarán un poco más que este año, según el avalúo en la zona urbana y rural.

Pero la Ordenanza de Aprobación del Plano del Valor del Suelo establece rubros diferenciados, de acuerdo con el número de predios que tiene cada contribuyente. Es decir, el ciudadano con más de un predio pagará valores más altos, explicó Pablo Peñafiel, director Municipal de Avalúos y Catastros.

Según los cálculos de la Dirección Municipal de Avalúos y Catastros, el 80% de los contribuyentes –dueños de un solo predio- pagarán entre USD 16 y 22, que representará un aumento de entre USD 3 y 6 en relación con el 2017. El resto (los dueños de 1 500 predios) cancelará una tarifa diferenciada, de acuerdo con el avalúo de sus bienes.

En Quito se aprobó una ordenanza, a través de la cual el 76,26% de los predios (713 111 bienes) tendrá un incremento en el pago de este impuesto. Y un 12,38% accederá a una reducción, porque la medida contempló una exoneración para las viviendas de interés social o público.

El Municipio de Ibarra efectuó un ajuste en el valor del suelo, por zonas, por lo que el impuesto que se recaudará desde el 2 de enero tendrá un alza. Según Ramiro Páez, vicealcalde de Ibarra, una parte de los predios urbanos tendrá un incremento, pero ese ajuste también bajó el valor del avalúo de 12 000 predios, porque se tomaron en cuenta diferentes factores como la depreciación de los inmuebles.

Fuente: El Comercio