Compartir

Ahora se pronostica que el huracán Florence se detendrá a finales de esta semana cerca de la costa de Carolina del Norte y girará a la izquierda, un desarrollo que golpearía al estado de Tar Heel con oleadas de tormenta y vientos que pondrían en riesgo la vida de Carolina del Sur.

El Comercio

“Más personas están involucradas en esto ahora, especialmente en Myrtle Beach, porque no se pronosticaba (anteriormente) que la tormenta girara a la izquierda”, dijo el miércoles el meteorólogo de la CNN, Chad Myers.

El huracán Florence se cierne sobre el sudeste de Estados Unidos mientras las autoridades advirtieron a más de 1 millón de personas en su camino para que evacuen o enfrenten su ira. Florence es un huracán de categoría 4 con vientos de 209 kilómetros por hora, y se prevé que se acerque a la costa de las Carolinas para el viernes, dijo el Servicio Meteorológico Nacional.

Cuando llegue a la costa, podría permanecer durante varios días, causando marejadas que pongan en riesgo la vida, vientos peligrosos y lluvias torrenciales. “Esta tormenta es … como nada que hayas visto antes”, dijo el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper. “Incluso si visto huracanes antes, esta es diferente. No te arriesgues a enfrentarte a este monstruo”.

Fuente: CNN en Español