La Policía Nacional desplegará 48.845 de sus agentes en todo el país, con el objetivo de prevenir y reducir los índices de delincuencia, violencia, accidentabilidad, morbilidad y mortalidad durante el feriado de carnaval.

El operativo por el feriado empezará el viernes
El operativo por el feriado empezará el viernes / Crédito: El Telégrafo

Los controles se intensificarán a partir de las 12:00 del viernes 1 de marzo hasta el miércoles 6 de marzo de 2019, explicó el coronel Giovanni Ponce, subdirector de la Dirección de Operaciones del cuerpo policial.

En rueda de prensa, las autoridades policiales indicaron que en el Distrito Metropolitano de Quito está previsto que se ejecute un contraflujo vehicular en la vía Panamericana con sentido norte y sur, si la carga de vehículos así lo requiere.

De igual manera recomendaron a la ciudadanía tomar precaución en las carreteras y respetar los límites de velocidad estipulados. Para esta labor se han designado 2.126 servidores policiales, 192 patrulleros, 90 motocicletas, y 1 helicóptero policial en cada jurisdicción.

Asimismo, los efectivos del orden intensificarán los controles en las vías públicas, bares y discotecas. La Policía recordó que mantiene a disposición de la ciudadanía diferentes servicios de seguridad y contra robos, como el traslado de valores, encargo de domicilio, botón de seguridad y la movilización de enseres, que permiten poner a buen recaudo el patrimonio y bienes de los interesados.

Además, la ciudadanía puede contar con el aplicativo móvil (Play Store) “Mi UPC“, que permite localizar la Unidad de Policía Comunitaria más cercana en caso de emergencia, así también recomendaciones y tips de seguridad. De acuerdo a los datos policiales, en el mismo feriado en 2018 se registraron un total de 31 homicidios, de los cuales el 48 por ciento de las víctimas habían ingerido alcohol y recomendó reducir la ingesta durante los días festivos.

La Policía concluyó la intervención con un llamamiento a evitar los excesos y el consumo de bebidas alcohólicas, consideradas los principales detonantes de las muertes violentas y accidentes de tránsito.

Fuente: El Telégrafo – Nota original: LINK