El padre de Julian Assange instó al gobierno de Australia a ayudar a su hijo, pidiéndole que llevaran a casa al fundador de WikiLeaks, en una entrevista con un periódico australiano.

Julian Assange desde la Embajada de Ecuador/ Crédito: EFE

Hablando por primera vez desde el arresto de su hijo en Londres, a principios de esta semana, John Shipton le dijo al Herald Sun de New Corp sobre su “sorpresa” al ver que su hijo fue expulsado de la Embajada de Ecuador por la policía británica.

“Lo vi, la forma en que lo arrastraron por las escaleras, no se veía bien. Tengo 74 años y me veo mejor que él y él tiene 47. Es un gran shock”, dijo Shipton.

Assange había estado dentro de la embajada durante siete años, pero Ecuador retiró su asilo este jueves.

Las imágenes de video capturadas poco después mostraban a un Assange fuertemente barbudo gritando y gesticulando mientras varios agentes lo empujaban en una camioneta de la policía que lo esperaba.

“Durante meses y meses ha estado viviendo como un prisionero de alta seguridad, ni siquiera puede ir al baño. Ha habido cámaras vigilando cada uno de sus movimientos”, dijo Shipton.

Hizo un llamado al gobierno australiano y al primer ministro Scott Morrison para que tomen medidas para ayudar a su hijo “de una manera sutil”.

Sus comentarios se producen después de que más de 70 parlamentarios pidieron al Secretario de Interior del Reino Unido, Sajid Javid, que entregara a Assange a las autoridades de Suecia si ese país reabre su investigación sobre las denuncias de violación y agresión sexual y solicita su extradición.

Assange niega las acusaciones que llegan desde Suecia.

Fuente: CNN, aliado estratégico de FM MUNDO