Compartir

El papa Francisco pidió que los mil policías que cuidarán de su seguridad durante la visita a Colombia, lo hagan desarmados, revelan este lunes informativos nacionales, tras una reunión de coordinación con el Vaticano.

El Telégrafo

Autoridades dijeron que fue acordado que la seguridad del Sumo Pontífice sea estricta, pero sin armas de fuego, lo cual responde a los deseos del propio Obispo de Roma.

De acuerdo con el primer informativo del día de Caracol Radio, el Papa no quiere impedimentos para su movilización y pretende estar lo más cerca posible de sus fieles colombianos, durante su visita programada para el 6 de septiembre.

El encuentro de trabajo estuvo encabezado por Domenico Giani (Italia), inspector general del Cuerpo de Gendarmería de la Ciudad del Vaticano y escolta personal de Francisco en sus giras por el mundo. Por la parte colombiana presidió el contacto el general Ã’scar Naranjo, vicepresidente de la República, quien fungirá como vocero de la visita papal en materia de seguridad.

Compareció además el general Jorge Hernando Nieto, director nacional de la Policía, quien suscribió durante 2016 un convenio de cooperación en materia de seguridad con Giani en Roma, sede del Vaticano.

El millar de policías que cuidará al máximo dignatario de la Iglesia católica lo hará vestido de civil y provendrá de los cuerpos de la Dirección Central de Policía Judicial e Inteligencia y de la Sección de Investigación Criminal e Interpol. Se precisó que para los movimientos por el país el jefe del Vaticano se dispondrá de cinco papa-móviles, los cuales han sido ensamblados en Colombia.

También comentan los matutinos que a propósito de su visita a Colombia, el jefe de la seguridad papal revisó todas las rutas por donde se moverá el Sumo Pontífice en las ciudades de Villavicencio, Medellín, Cartagena de Indias y Bogotá.