Compartir

El parlamento de Cataluña aprobó este viernes una resolución declarando la independencia de esta región del noreste de España, mientras el Senado debatía aprobar la intervención de la autonomía regional solicitada por parte del gobierno central.

EFE

“Declaramos que Cataluña se convierte en un estado independiente en forma de República”, asegura la resolución aprobada con 70 votos a favor, dos en blanco y 10 en contra tras una votación secreta ante un hemiciclo semivacío.

Previo a que se votara la resolución propuesta por la coalición Junts Pel Sí y la Candidatura de Unidad Popular (CUP), los legisladores del Partido Popular (PP), Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC) y Ciudadanos salieron del pleno.

La votación fue seguida por cientos de simpatizantes de la independencia afuera del recinto parlamentario, quienes festejaron el resultado.

En reacción, Mariano Rajoy, presidente del gobierno español, aseguró que la legalidad será restaurada.

La última vez que Cataluña, una región con lengua propia, intentó proclamar la independencia fue en octubre de 1934, cuando el entonces presidente Lluís Companys anunció una “República catalana” dentro de una “República federal española”.

Ese intento, en un clima de insurrección en otras partes de España, duró apenas diez horas, acabó con decenas de muertos y provocó la suspensión del autogobierno. Ocho décadas después, el Senado español se disponía de nuevo a decretar la suspensión del gobierno catalán.

España cuenta con 17 autonomías con amplias competencias jurídicas y políticas, similares a países de raigambre federal, como Alemania.

Cataluña y País Vasco, pioneras en el autogobierno y con un importante grado de desarrollo social y económico, fueron las primeras comunidades en recuperar su estatuto de autonomía, en diciembre de 1978, con la vuelta de la democracia a España.

Las consecuencias de la declaración de independencia como la intervención del autogobierno son ahora incalculables.

Fuente: El Telégrafo