La cantante, Aretha Franklin , murió en agosto de 2018 y su patrimonio está ahora financiando la fundación de investigación de tumores neuroendocrinos en Boston.

La fortuna de Aretha Franklin, busca ayudar a combatir el cáncer

La cantante fallecida murió en agosto de 2018 a la edad de 76 años después de una batalla con un tumor neuroendocrino en el páncreas, que ocurre en solo el siete por ciento de los casos de cáncer de páncreas.

Sabrina Owens, la sobrina de Aretha Franklin dijo en un comunicado: “la familia Aretha Franklin tiene el honor de asociarse con NETRF para ayudar a recaudar fondos para la educación y la investigación de esta enfermedad devastadora que lleva a nuestros seres queridos demasiado pronto” .

“Alentamos a sus amigos, admiradores y seguidores a que consideren contribuir a esta causa. Creemos que esto es posible”.