La oficina en Ecuador del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) aclaró hoy que un informe sobre la situación de varios proyectos petroleros en el país es atribuible a varias empresas especializadas que efectuaron el estudio.

Twitter/ Rueda de prensa PNUD Y Petroecuador

Esta aclaración surgió luego de que el Gobierno anunciara que dicho informe advierte de irregularidades en cinco proyectos petroleros ejecutados durante la administración del expresidente Rafael Correa (2007-2017).

El presidente Lenin Moreno, rival político de Correa, aseguró el pasado jueves que los resultados de la investigación efectuada por la ONU contenía conclusiones “vergonzosas y escandalosas”.

Por ello, el Gobierno pidió a la Fiscalía que investigue las supuestas irregularidades en proyectos como la rehabilitación de la Refinería de Esmeraldas, la planta petroquímica del Pacífico, el Poliducto Pascuales-Cuenca, la planta de gas “Bajo Alto” y el Terminal Marítimo Monteverde.

“Por estos cinco proyectos se pagaron 4.900 millones de dólares”, cuando debió costar la mitad, aseguró entonces Moreno.

El PNUD, en su nota, aclara que “entregó los informes de evaluación de los proyectos, que recogen conclusiones y recomendaciones atribuibles a las empresas contratadas, en función de su rol como entidades especializadas en materia de asesoría sobre petróleo y gas a nivel internacional”.

Recordó que su compromiso fue el de brindar “asistencia técnica para la contratación y seguimiento de una evaluación realizada por empresas internacionales” a los cinco proyectos petroleros.

Insistió en que su apoyo se enmarca en los planes de desarrollo del país y en los postulados de la llamada Agenda 2030 de Naciones Unidas, “que buscan instituciones públicas eficaces, eficientes y transparentes”.

Precisó que tres empresas internacionales especializadas (el consorcio español ICC-TECNATOM, la empresa británica RPS Energy Ltd. y la estadounidense ABSG Consulting Inc.) fueron adjudicadas con los contratos respectivos por un valor total de 3,3 millones de dólares, lo que permitió un ahorro aproximado de la mitad del monto calculado inicialmente por el Gobierno.

Además, el PNUD brindó su asistencia para asegurar que el estudio contenga “hallazgos, conclusiones y recomendaciones” que “hayan sido debidamente fundamentados, tomando en cuenta estándares y marcos de referencia internacionales”.

“El objetivo de la evaluación técnica de los cinco proyectos fue verificar si se ciñeron a los términos de referencia, especificaciones técnicas originales y estándares técnicos y financieros internacionales”.

Además, el PNUD dijo que su asistencia buscaba que se determinara “la situación actual de los proyectos y, de ser el caso, las medidas para ponerlos en línea con estándares internacionales, así como una estimación de los costos correspondientes”.

Lee también: Para Augusto Tandazo la evaluación de la ONU a los proyectos energéticos tuvo violaciones inconstitucionales

De su lado, la constructora brasileña Odebrecht, que ejecutó el Poliducto Pascuales-Cuenca, rechazó en un comunicado difundido hoy en Quito el supuesto sobreprecio que las autoridades aseguran que revela el informe.

“Esto no se trata de un sobre precio o sobre costo, como ha sido erróneamente informado”, añadió la constructora brasileña en su comunicado, en el que advirtió, más bien, del supuesto incumplimiento de ciertos pagos por parte de la petrolera estatal Petroecuador.

Odebrecht dijo que desconoce sobre el informe petrolero anunciado por el Gobierno y se reservó el derecho a “hacer mayores aclaraciones una vez que tengamos acceso al mismo y podamos analizarlo en profundidad y dentro del marco legal constitucional que corresponde”.

Además, la constructora brasileña, que ha sido foco de un escándalo de sobornos y corrupción en la región, dijo estar dispuesta a buscar con las autoridades ecuatorianas soluciones a los inconvenientes.

Fuente: EFE, aliado estratégico de FM MUNDO