Compartir

El presidente del Tribunal Supremo de Brasil, José Antonio Dias Toffoli, afirmó hoy que "difícilmente" la prisión del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva será revertida por la corte durante el análisis del recurso presentado por la defensa.

Shutterstock

Los abogados de Lula (2003-2010) apelaron ante el Tribunal Supremo (STF) después de que la corte negara en abril la libertad preventiva del exmandatario tras una condena en segunda instancia por corrupción, una decisión que le abrió las puertas de la cárcel.

El Supremo inició la votación del recurso de manera electrónica, pero fue interrumpida la pasada semana cuando el marcador registraba 7-1 contrario a Lula, después de que el juez Ricardo Lewandowsky pidiera más tiempo de análisis.

El recurso será analizado ahora de forma presencial en el plenario del Tribunal Supremo (STF) y la votación deberá comenzar de nuevo, aunque la fecha todavía no fue definida.

“En mi opinión, pienso, que como se trata de un recurso limitado, que son los embargos de declaración, el tema fue extremadamente debatido y difícilmente habrá cualquier cambio”, afirmó Dias Toffoli en un encuentro con periodistas.

La defensa de Lula apeló una decisión anterior de la corte, que el pasado 5 de abril, dos días antes de que el expresidente fuera encarcelado, negó por seis votos contra cinco el habeas corpus que le podría haber librado de la prisión.

En esa ajustada votación, el Supremo confirmó una jurisprudencia dictada por la propia corte y que señala que una sentencia ratificada en segunda instancia permite el inicio de la ejecución de la pena.

A pesar de la condena, Lula fue registrado como candidato del Partido de los Trabajadores (PT) para las elecciones de octubre, pero la justicia electoral vetó su participación en los comicios y le dio un plazo de diez días para nombrar a su sustituto.

Lula ungió entonces al exalcalde de Sao Paulo y exministro de Educación Fernando Haddad como su sucesor en la carrera electoral y en tan solo una semana consiguió transferirle parte de sus votos.

Haddad se encuentra en segundo lugar en las encuestas con un 17,6 %, frente al 28,2 % del candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro, hospitalizado desde hace doce días tras ser acuchillado durante un acto de campaña.

Desde su cama en el hospital, Bolsonaro habló ayer por primera vez desde que sufrió el atentado, abundó en críticas contra el PT y Haddad y alertó sobre los riesgos de fraude con el uso de las urnas electrónicas, las cuales serán usadas durante los comicios del próximo 7 de octubre.

“El PT descubrió el camino para el poder, el voto electrónico”, sostuvo.

Dias Toffoli aseguró que las urnas son “totalmente confiables” y precisó que las veces en que Bolsonaro fue escogido como diputado siempre fue a través de ese mecanismo.

“Los sistemas están abiertos para auditoría para todos los partidos políticos seis meses antes de la elección. También para el Ministerio Público y para la Orden de los Abogados de Brasil”, precisó.

Fuente: EFE