Compartir

El príncipe Guillermo de Inglaterra invistió a la escritora J.K. Rowling como miembro de la Orden de los Compañeros de Honor, un selecto grupo de no más de 65 personas a las que la monarquía británica honra por su aportación a las artes, las ciencias y la política, entre otros ámbitos.

Shutterstock

La autora de la saga de Harry Potter, que fue condecorada en una ceremonia en el palacio de Buckingham, agradeció en un comunicado haber sido “incluida en la compañía tan distinguida y con tantos talentos del resto de los compañeros de honor. Especialmente como mujer escritora, se trata de un privilegio singular”, destacó la autora británica, de 52 años.