Compartir

La falta de cumplimiento de acuerdos manchó el proceso de paz en Colombia, mientras la detención de "Jesús Santrich", negociador, generó más tensión.