El proyecto minero Mirador, concesionado a la firma Ecuacorriente S.A. y que cuenta con un depósito estimado de 2,96 millones de toneladas de cobre; 26,08 millones onzas de plata y 3,22 millones onzas de oro, iniciará su fase de producción en 2018.

“La industria minera nos permitirá a los ecuatorianos tener otra fuente de riquezas y oportunidades para el desarrollo de importantes obras y será en el mediano plazo una de las principales fuentes de ingresos y exportaciones para el país”, señaló el ministro Coordinador de Sectores Estratégicos, Rafael Poveda, tras un recorrido realizado este martes para constatar el avance de las obras.

En el recorrido también estuvieron presentes el ministro de Minería, Javier Córdova, y autoridades locales: la gobernadora de Zamora Chinchipe, Zobeyda Gudiño y el alcalde de Yantzaza, Vladimir Armijos, informó el Ministerio en un comunicado.

Las autoridades recorrieron el Centro de Salud Tipo B que se construye en el lugar, que tiene un 90% de avance e incluye un quirófano con la más alta tecnología, según el comunicado.

Además, observaron el avance de la planta de beneficio en la cual se separarán los metales de las rocas para obtener el metal puro. De igual manera las autoridades visualizaron la obra del puente sobre el río Tundayme el cual es estratégico para la carga de materiales pesados de construcción.

En el caso de Mirador, se acordó pagar al Estado ecuatoriano 100 millones de dólares, de los cuales 70 millones ya han sido entregados e invertidos en educación, salud, vialidad y más obras en beneficio de las zonas de influencia del yacimiento en las provincias de Zamora Chinchipe, Morona Santiago y Azuay.

Mirador se constituye en el primer proyecto de minería metálica industrializada a gran escala que operará a cielo abierto en Ecuador.

Generará un estimado de 3.000 empleos directos en la fase de construcción de mina y 1.000 fuentes de trabajo durante la operación, es decir más de 10 mil empleos indirectos, a lo largo de todas las etapas de su desarrollo.