Este sábado iniciaron las labores para reflotar la gabarra que se hundió en diciembre pasado en un muelle de la isla San Cristóbal. La embarcación tenía entre 150 y 200 galones de diésel almacenados.

El Universo

El ministro de Ambiente, Raúl Ledesma, informó que este sábado iniciaron las labores para reflotar la gabarra que se hundió en diciembre pasado en un muelle de la isla San Cristóbal de Galápagos, tras el colapso de una grúa cuando cargaba un contenedor en la embarcación.

Ledesma puntualizó que se mantienen “vigilantes a las operaciones de reflotamiento de la gabarra Orca, en la isla San Cristóbal, Galápagos, que se están desarrollando desde hoy“. El funcionario agregó que luego del retiro, se hará un monitoreo ecológico del fondo marino para determinar los impactos que este accidente causó.

El accidente se registró a las 09:00 del 22 de diciembre de 2019; una persona quedó herida. Ante la emergencia personal militar y ambientalista colocaron barreras de contención y paños absorbentes para reducir el riesgo ambiental por hundimiento de gabarra, que tenía entre 150 y 200 galones de diésel almacenados.

La Armada está realizando una investigación para determinar si la embarcación no aplicó los protocolos de seguridad o si hubo mal manejo del peso por parte de los operadores de la grúa. La entidad también tiene poder de sanción.

La Fiscalía también informó que abrió de oficio una investigación por el accidente marítimo, con base en el artículo 251 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) que indica que “la persona que contraviniendo la normativa vigente, contamine, deseque o altere los cuerpos de agua, vertientes, fuentes, caudales ecológicos, aguas naturales afloradas o subterráneas de las cuencas hidrográficas, y en general los recursos hidrobiológicos, o realice descargas en el mar provocando daños graves, será sancionada con pena privativa de libertad de tres a cinco años”.

Fuente: El Universo – Nota Original: aquí