La producción de la nueva película de James Bond se ha vuelto a paralizar. Esta vez se debe a un percance sufrido por su protagonista, Daniel Craig, que se lesionó el tobillo mientras rodaba una escena de acción en Jamaica.

Instagram Oficial

Este es un nuevo incidente a sumar en el azaroso camino que está llevando la próxima entrega de la saga 007 y que comenzó con la salida de Danny Boyle de la dirección por “diferencias creativas”.

Según informa The Sun, el actor británico resbaló y cayó mientras corría durante la filmación.

La lesión en el tobillo provocó que le llevasen de urgencias a Estados Unidos para recibir tratamiento.