Desde que detuviera una agresión en uno de sus conciertos, Sanz ha querido desmarcarse de toda acusación en torno a su persona y las letras de sus canciones. 'No soy una de esas' es el sencillo de Sanz que causa rechazo en los sectores más feministas.

alejandro-sanz
Alejandro Sanz es criticado por la letra de su canción. Crédito: Twitter Alejandro Sanz

La justicia e igualdad en torno a la mujer ha tomado más forma que nunca en la última década y el mundo de la música tampoco respeta ninguna manifestación de la absurda supremacía del hombre frente a la mujer. Alejandro Sanz debe saber muy bien de lo que estamos hablando.

Una canción que potencialmente podría haber sido el hit más sonado del verano en aquel año estuvo ensombrecida por su letra machista. ‘No soy una de esas’ tenía como voces principales las de los cantantes mexicanos Jesse & Joy y es que el ritmo latino del tema no fue suficiente para alentarnos a todos a romper las pistas de baile a su ritmo.

Medios de comunicación como El Español se hicieron eco del veto que sufrió el tema en las fiestas de Torrijos (Toledo), tras la prohibición decretada por la Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de la localidad, con el PSOE al mando. La canción fue incluida dentro de una especie de lista negra, junto a otras como ‘Fueron los celos’ de La Unión o ‘Mala Mujer’ de C. Tangana.

Frases en las estrofas como “esas se dejan enredar muy facilmente” en cuanto a la insistencia de “ella” a “no querer ser una de esas” no sentaron nada bien y los fans del dueto y el madrileño se lo hicieron saber. Tampoco lo hizo “si no quieres flamenquito, no toques las palmas” en referencia a una hipotética situación en la que una mujer que cuando una mujer corteja a un hombre, no puede echarse para atrás. “No deberías haberme tentado, te gusta jugar“, reza. Si ella decide echarse atrás, él le dice: “A lo mejor es muy tarde para echarte atrás“.

Fuente: MSN Entretenimiento – Nota Original: LINK