El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, detenido en el Reino Unido, proseguirá su lucha legal en contra de su extradición a Estados Unidos en otra audiencia fijada para el 12 de junio, con su salud cada vez más deteriorada.

Assange fue detenido por orden de solicitud de extradicción de Estados Unidos
La salud de Assange se agrava / Créditos: EFE

El australiano, de 47 años, no compareció hoy por videoconferencia desde la prisión de Belmarsh ante la Corte de Magistrados de Westminster, donde se celebró una escueta vista preliminar de su caso, de apenas cinco minutos, por sentirse indispuesto.

Durante la escueta audiencia de apenas cinco minutos, la magistrada Emma Arbuthnot determinó que la próxima “tal vez podría celebrarse en (la cárcel de alta seguridad de) Belmarsh” por ser “más conveniente para todo el mundo”.

Assange continúa inmerso en una lucha legal contra su entrega a Washington, que le reclama por haber conspirado para supuestamente interceptar ordenadores del Pentágono.

Un portavoz de WikiLeaks manifestó hoy su “grave preocupación sobre el estado de salud” del australiano, al indicar que ha sido trasladado a la unidad sanitaria de la prisión de Belmarsh, donde está retenido.

“Durante las siete semanas que ha permanecido en Belmarsh, su salud ha continuado deteriorándose y ha perdido peso de manera dramática. La decisión de las autoridades de prisión de trasladarlo a la unidad sanitaria habla por sí sola”, agregó el mismo portavoz.

Fuente: Agencia EFE – Nota Original: LINK