Compartir

Preocupación ha generado en empresarios, asambleístas y diplomáticos la aplicación de la tasa de USD 0,10 que se fijó sobre todos los productos de importaciones y que regirá desde el 13 de noviembre del 2017.

Shutterstock

Preocupación ha generado en empresarios, asambleístas y diplomáticos la aplicación de la tasa de USD 0,10 que se fijó sobre todos los productos de importaciones y que regirá desde el 13 de noviembre.

La norma para su aplicación se publicó este miércoles, 8 de noviembre, en el Registro Oficial 115 y establece una cantidad a pagar por producto, con base en una fórmula especial. Para ello se divide el peso de cada artículo, declarado en gramos, para una unidad de control, también en gramos, establecida por la Aduana. La unidad en gramos consta en la descripción de cada ítem en el sistema informático de la Aduana.

El valor que resulta de esa fórmula se multiplica por los USD 0,10 de la tasa. Según la Cámara de Comercio de Quito (CCQ), una televisión de 32 pulgadas tiene un peso de 11 070 gramos y su unidad de control es de 200 gramos. Aplicando la fórmula el monto a pagar es USD 5,5. Este gremio considera que la medida impactará al sector productivo y al consumidor.

Aumentarán los precios de fabricación para las industrias y tanto los bienes finales importados como los fabricados en el país, con insumos extranjeros, incrementarán de valor.

Fuente: El Comercio