Compartir

Un fuerte aroma a aliños y brasas de madera se perciben a varios metros de la Plaza de Quitumbe. El olor no pasa desapercibido para los transeúntes que caminan a lo largo de la avenida Cóndor Ñan (sur de Quito).

El Telégrafo

En pleno centro de la plaza se observan tres ollas de aluminio con 40 litros de capacidad, que arden con las brasas que se comen la madera.

En tres carpas se encuentran las integrantes de la Asociación de Eventos que llaman a los ciudadanos a servirse del tradicional platillo de Semana Santa: la fanesca.

Se trata del V Festival de la Fanesca en Leña. En este espacio se congregan más de 50 emprendedores para motivar el comercio, a propósito de los 3 días de feriado por Semana Santa.

Paola Redrován, presidente de la Asociación, resaltó que en este punto se prepara la fanesca más grande de la ciudad. Estima que durante los días de asueto se servirán 5.000 platos.

Para esto se emplearán 75 libras de los 12 granos que exige la receta, 200 litros de leche, 200 de crema, 200 quesos, 10 cubetas de huevos. También se requiere un costal de ají, 3 costales de sambo, 3 de zapallo, 3 de choclo y, para adornar, 2 cabezas de maduro y varios recipientes de empanadas. Todas estas porciones servirán para los 2  primeros días. Luego se preparará otra dotación.

Paola sabe perfectamente que las porciones se agotarán, porque la cocción en barro hará que los clientes lleguen al lugar atraídos por la combinación de ingredientes, fundidos con el calor de la leña. Ella cuenta que la receta la aprendió de su abuela Ana Rosa Escobar, quecocinaba este potaje en fogones.

“Queremos rescatar esta costumbre, que los jóvenes sepan cómo cocinaban nuestros ancestros”, explicó la emprendedora.

Manuel Morán llegó para servirse una porción porque le gusta cómo se mezclan los sabores. “Yo ya he estado en años anteriores y siempre vuelvo porque es me atienden muy bien”, dijo.

En la feria también hay opciones para los que prefieren el dulce. Los clientes también se pueden servir de la fanesca hecha de una mezcla de frutas en un delicioso almíbar de panela. No se necesita mucha azúcar porque los jugos de las frutas le dan un toque a esta golosina.

Laura Taco, integrante de la Asociación, ofrece estas delicias desde hace 5 años y se sabe esta receta “al hilo”. Sin afán de ocultar sus secretos culinarios cuenta que esta deliciosa bebida se llama fanesca porque se sirve como postre que se prepara mezclando 12 frutas (mortiño, mora, frutilla, pera, durazno, tomate de árbol, uva, manzana, uvilla, piña, melón, sandía).

La idea de este exquisito brebaje surgió cuando Laura y una compañera buscaban una alternativa a los postres que se ofrecen en Semana Santa.

La mujer recordó que el primer día que lo sirvieron les fue tan bien, al punto que a la mañana siguiente compraron los ingredientes por cajas para abastecer la demanda.

Amparo Aldaz, coordinadora de la organización, reiteró que estos festivales ayudan a darse a conocer como mujeres emprendedoras que ofrecen delicias de platillos para mantener las tradiciones ecuatorianas.

Cada plato tiene un valor de $ 4, pero si el comensal desea acompañar la porción con un delicioso postre puede servirse un plato de fanesca dulce a $ 1,50. También, a este valor, se ofrece arroz con leche, pristiños con miel de mora e higos.

El festival se llevará a cabo hasta el domingo 16 de abril. La atención es de 08:00 a 17:00.