Compartir

A un año del terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter que afectó Ecuador, principalmente las provincias de Esmeraldas y Manabí, en esta última mañana domingo 16 de abril se desarrollará una misa campal en el cantón Pedernales.

El Telégrafo

Durante el Enlace Ciudadano 519, el presidente Rafael Correa hizo una invitación masiva a todos los que deseen participar de esta actividad católica, que es un espacio para recordar a las víctimas del terremoto, pero también destacar la unión del pueblo ecuatoriano ante este desastre natural. ”Haremos una misa recordando a los caídos, recordando esa terrible tragedia, recordando el dolor, pero también recordando la esperanza, recordando esa unión, ese tejido social que demostramos los ecuatorianos”, dijo. Este sábado en su informe de labores, Correa explicó que ”Ecuador está superando la terrible tragedia del terremoto” y que aunque el país está viviendo un invierno extremadamente fuerte, dijo ”que pudo ser mucho peor en sus consecuencias si no hubiéramos tomado la previsiones correspondientes”. El Primer Mandatario sostuvo que se deberían revisar experiencias de otros países desarrollados y acotó  que ”incluso han pasado 5 y 10 años, y no han podido reconstruir. En cambio, este Manabí nos ha dado lecciones de vida y de esperanza”.