Compartir

Un cargamento de 296 kilos de clorhidrato de cocaína fue descubierto por la Unidad de Información de Puertos y Aeropuertos (UIPA) de la Policía de Antinarcóticos, el pasado martes en el interior de un contenedor con cajas de banano, que permanecía en un buque que hacía escala en Puerto Bolívar, provincia de El Oro.

Ministerio del Interior

La embarcación habría salido del Puerto Marítimo de Guayaquil, según informó la Policía Antinarcóticos. La inspección se realizó después de que el capitán de la nave informara que uno de los tripulantes había dado a conocer que personas desconocidas a la tripulación tuvieron acceso al sitio donde estaban colocados los contenedores. Supuestamente, luego de maniatar al tripulante, que dio a conocer el caso, los desconocidos procedieron a contaminar con 298 paquetes, tipo ladrillo, uno de los contenedores que se encontraba en la cubierta del barco, que tenía como destino Nueva Zelanda.

Miembros de la UIPA que opera en Puerto Bolívar indicaron que después de la alerta procedieron a realizar una inspección visual y técnica, con la ayuda de los canes de la Unidad de Antinarcóticos. Revisaron cada uno de los sellos colocados en los contenedores hasta lograr determinar que la seguridad de uno, perteneciente a una empresa exportadora de frutas, había sido clonado, por lo que lo abrieron y hallaron el alcaloide.

En la operación, que fue denominada ‘Estrella Azul’, intervino el fiscal de turno René Ormaza de la Unidad de Delitos Acuáticos. Los bloques de alcaloide tenían plasmados los logos de dos multinacionales que producen equipos tecnológicos.

“Se está investigando el caso, hasta determinar los detalles de cómo se realizó la contaminación, la que pudo haber sido en el área de cuarentena, como se conoce a zona cercana al Puerto Marítimo de Guayaquil”, detalló uno de los policías que intervino en el caso.

Fuente: Ministerio del Interior