Edwin Miño, director ejecutivo del Consorcio de Gobiernos Autónomos Provinciales del Ecuador (CONGOPE), en entrevista en Notimundo al día con Ernesto Noboa, señaló que con la Reformas a la Ley de Equidad Tributaria, que entraron en vigencia el pasado abril, los presupuestos de los gobierno locales se volvieron flexibles .

Edwin Miño, director ejecutivo del Consorcio de Gobiernos Autónomos Provinciales del Ecuador (CONGOPE), en entrevista en Notimundo al día con Ernesto Noboa, señaló que con la Reformas a la  Ley de Equidad Tributaria, que entraron en vigencia el pasado abril, los presupuestos de los gobierno locales se volvieron flexibles y varían en función de los ingresos permanentes y no permanentes que tenga el Estado, y por ello las autoridades locales deben analizar esas variables con miras al 2017.

En este sentido, Miño manifestó que una forma de analizar la realidad del país y de los gobiernos locales es a través de exposiciones de expertos en temas económicos, sin intereses políticos. “El simposio ‘expectativas económicas para los GAD provinciales 2017, en el marco de la economía mundial y nacional nos mostrará una visión de lo que afrontaremos en el futuro”, dijo el director de CONGOPE, quien añadió que en este evento participarán los analistas económicos Walter Spurrier y Luis Calero Hidalgo; el ex director del SRI, Carlos Marx Carrasco; y  director ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (ABPE) Julio José Prado.

Miño señaló, además, que el representante de la ABPE expondrá sobre los 10.000 millones de dólares disponibles para créditos por parte de la banca privada para este segundo semestre y que servirán para reactivar una economía en recesión. “Lo que creemos es que esos recursos deben ir al crédito productivo para generar empleo y minimizar el crédito para el consumo”, añadió.

Asimismo, afirmó que es responsable por parte de los GADs asumir esas variables del presupuesto porque es obvio, dijo, el país sufrió una crisis económica por temas externos. Sin embargo, aclaró que las autoridades locales exigirán mayores beneficios cuando regresa la estabilidad a la economía ecuatoriana.