Compartir

Richard Espinosa, presidente del Instituto Ecuatoriano de Seguridad (IESS), señaló que durante la administración de Ramiro González y antes de ella se detectaron varias irregularidades en la institución, que actualmente, "se siguen investigando".

El Telégrafo

Por ejemplo manifestó que hace dos años, cuando llegó al IESS, se evidenció venta de medicina, entrega de certificados médicos sin sustento, robo de medicina de bodegas, servidores públicos que ingresaron al sistema informático y se pusieron aportaciones para jubilarse antes, entre otros problemas.

Espinosa señaló que se registraron pérdidas, dependiendo de los procesos, “entre $ 2, 3, 4 y 5 millones”. Indicó que solamente se evidenció un perjuicio de $ 7 millones en la compra excesiva de medicamentos. Indicó que hay varios procesos en la Fiscalía y la Contraloría.

Esta última entidad realizó 420 auditorías. Se revisó alrededor de 78 fideicomisos, en donde consideran que “no se siguió el debido proceso y fueron entregados a dedo y eso puede acarrear responsabilidades a quien corresponda”. Habló de una “cirugía mayor a la corrupción”, encaminada por la administración del presidente Lenín Moreno.

El titular del IESS afirmó que 447 personas han sido desvinculadas del IESS, entre ellos cuatro directores de hospitales y otros cinco con remoción directa. De ellas 53 fueron detenidas y 20 ya tienen sentencia. Espinosa se refirió a uno de los procesos en contra de María Sol L., excoordinadora nacional de gestión de las unidades médicas del IESS, quien fue detenida este viernes 4 de agosto en Quito.

Dijo que se encontraron irregularidades en un contrato de limpieza de los hospitales de Santo Domingo y Babahoyo, en donde el contrato habría estado “sobredimensionado, con ese monto se hubiera lavado la ropa de 10 y 20 hospitales”.

Fuente: El Telégrafo