Compartir

Rocío González, esposa del presidente electo de Ecuador Lenín Moreno, asumió este jueves su rol como voluntaria de la Fundación Operación Sonrisa que se encarga de operar a niños de escasos recursos que sufren de labio leporino.

Agencia Andes

La esposa del mandatario electo realizó un recorrido por las instalaciones del Hospital de la Policía Nacional en donde se realizarán las operaciones a unos 50 niños este jueves, viernes y sábado. Compartió momentos con madres y niños que iban a ser operados, así como con doctores que van a atender a estos pacientes.

“Lo que quiero es trabajar, escuchar, ser un enlace y un acompañamiento para todo el programa social propuesto desde la campaña por parte de Lenín Moreno y con todas las mujeres voluntarias que me han acompañado y que quieren seguir colaborando. Así que tenemos trabajo para largo”, señaló González en declaraciones a la prensa.

Y agregó: “vamos a hacer todo lo necesario para que Operación Sonrisa siga con el éxito que ha tenido y podamos seguir cambiando la vida de estos niños y de sus familias”.

Operación Sonrisa cumple 22 años de aniversario en el Ecuador y tiene 35  años trabajando en 63 países. Este año lo celebran con el título de la campaña “Until We Heal” que quiere decir “Hasta que sanemos”. En el país se han operado entre 15.000 a 17.000 niños gracias a su trabajo.