Compartir

El Estado ecuatoriano comenzará a demandar penalmente a las empresas constructoras que presenten "estudios mal hechos" en obras en el país. Así lo anunció el vicepresidente de la República, Jorge Glas, durante el Enlace Ciudadano realizado en General Villamil Playas.

El dignatario explicó que esta medida ya se está aplicando en contratos que estén vinculados a Petroecuador, pero que ha dispuesto que este tipo de medidas se aplique en todo el sector público.

“Esos estudios son pagados con el dinero de mi pueblo y son para construir obras para mi pueblo. Y a veces no nos cuadran los presupuestos por estudios mal hechos, a veces mal fiscalizados también, pero si un estudio está mal hecho -y con mala fe como en algunos casos que no voy a hacer públicos porque están sujetos en estos momentos a procesos penales- (…) Demandaré penalmente a las empresas que hagan malos estudios que impactan en la estructuración de los costos, que afectan el Presupuesto General del Estado o el tiempo de construcción”, indicó el Segundo Mandatario.

Glas afirmó que esta podría ser una medida “dolorosa” porque conoce “a algunos de los contratistas que han hecho ciertos estudios y son profesionales de muchos años, pero estudio mal hecho será demandado penalmente por estafa”.