Compartir

El Municipio reforzó los controles a las unidades de transporte público para constatar que se mejore la calidad del servicio. Más de 40 funcionarios de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) realizaron un operativo de control en la Tribuna de Los Shyris la mañana de este martes 12 de septiembre del 2017.

Twitter @AMT

El alcalde Mauricio Rodas indicó que estos operativos forman parte del denominado plan integral de mejoramiento de la calidad del transporte público, que emprende el Municipio.

En estos operativos se controlará el límite de velocidad, respeto a las paradas establecidas, documentación de los conductores y de la unidad en regla, niveles de opacidad, labrado de neumáticos, cumplimiento de la Ley de Tránsito, entre otros parámetros.

Rodas insistió en que no se dará paso a una revisión tarifaria si en los 30 días que se otorgó de plazo no se evidencia una mejoría en el servicio. “Son parámetros que se pueden mejorar si hay la voluntad en ello”, subrayó el Burgomaestre.

Desde el pasado 7 de septiembre se han evaluado a más de 350 unidades y se han sancionado a 38 conductores, aseguró el Alcalde. Para que la ciudadanía también pueda denunciar falencias en el sistema de transporte, la Alcaldía habilitó la línea gratuita 1 800 AMT- AMT (1 800 268-268).

A través de esa plataforma los usuarios podrán reportar cualquier infracción de las unidades.

Julio Puga, director de Operaciones de la AMT, explicó que la línea gratuita está vinculada con la central de radio de la institución, para poder sancionar la infracción flagrante.

Para ello, los usuarios deben reportar la placa de la unidad, el sitio donde se cometió la infracción, la cooperativa a la que pertenece el bus y la hora de la denuncia. Para reforzar los controles, la AMT desplegará cinco brigadas móviles, con 12 agentes cada una. Los operativos se harán de forma aleatoria y a diferentes horas para causar “impacto”, aseguró Puga.

La información obtenida en los controles se sistematizará para analizar si se logró mejorar el servicio en el plazo que dio el Cabildo a los transportistas.

Fuente: El Comercio