Compartir

Una exintegrante de la banda que acompaña en las presentaciones en vivo a Beyoncé busca obtener una orden de alejamiento contra la cantante de 37 años, a quien acusa de efectuarle "brujería extrema".

Instagram Oficial

Según The Blast, Kimberly Thompson, quien durante siete años fue baterista de la intérprete, Beyoncé ha estado utilizando hechizos para controlar sus finanzas, teléfono celular y ha llegado incluso a matar a su mascota, una gata.
La percusionista afirma que, por alguna razón, la exlíder de Destiny’s Child inició una campaña de hostigamiento que contempla “brujería extrema, magia oscura” y “hechizos mágicos de abuso sexual”.
Hasta el momento, la cantante no se ha pronunciado sobre la acusación.