Compartir

El exdirector de la campaña de Donald Trump, Paul Manafort, se entregó este lunes al FBI en el marco de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

AFP

Manafort fue acusado bajo secreto de sumario el viernes y se espera que hoy se revelen los cargos, dijo la fuente.

La acusación contra un alto funcionario de la campaña del presidente Trump marca una nueva etapa en la investigación de Mueller por posible colusión entre el gobierno ruso y miembros del equipo de Trump, así como posible obstrucción a la justicia y delitos financieros.

Manafort, cuyos trabajos para el expresidente ucraniano Viktor Yanukovych han atraído el escrutinio de los investigadores federales, ha negado hasta el momento cualquier delito financiero por sus pagos relacionados con Ucrania, sus cuentas bancarias en paraísos en el extranjero y sus diversas transacciones inmobiliarias a lo largo de los años.

Él es la primera persona en la órbita de Trump acusada en el marco de la investigación del fiscal especial, que explora si las acciones de Trump relacionadas con el despido del exdirector del FBI James Comey fueron obstrucción a la justicia. Mueller ha adoptado un enfoque amplio en su labor que incluye las transacciones financieras del equipo de Trump.

Antes de la acusación, el FBI allanó la casa de Manafort en Alexandria, Virginia, y confiscó documentos fiscales y financieros, incluidos algunos que ya se habían entregado a los investigadores del Congreso.

Fuente: CNN