Compartir

Según Fiscalía, Ramiro C. C. recibió coimas por el contrato del poliducto Pascuales-Cuenca; y Diego C. gestionó la apertura de 2 empresas offshore en Panamá para José T., hijo del exalcalde de Latacunga.

Desde el 21 de diciembre de 2016, cuando el Departamento de Justicia de EE.UU. reveló que la compañía brasileña Odebrecht habría pagado a funcionarios de 12 países sobornos por $ 780 millones para lograr contratos, de ellos $ 33,5 millones en Ecuador, la Fiscalía liderada entonces por Galo Chiriboga inició una serie de investigaciones y gestiones que van dando resultados. Los frutos están a la vista.

12 allanamientos simultáneos efectuados el 2 de junio pasado en Quito, Guayaquil y Latacunga, permitieron incautar evidencias y detener a 6 personas, mientras que la noche del viernes último se allanaron 2 casas en Quito y se detuvo a 2 personas. Entre los aprehendidos el fin de semana pasado constan el exgerente de Transporte de Petroecuador, Ramiro Fernando C. C., y el abogado Diego Francisco C. G.

La Fiscalía estableció que el primero recibió un soborno por más de $ 202 mil por el contrato para la obra del poliducto Pascuales-Cuenca, con Odebrecht. En cambio el abogado habría gestionado la apertura de 2 empresas offshore en Panamá para José T., hijo del exalcalde de Latacunga que fue detenido a inicios de junio junto a otros implicados en el caso Odebrecht. Según la fiscal del caso, Diana Salazar, Diego C. habría tramitado dinero de la empresa a través del SAI Bank en Curazao y hecho transacciones por más de USD 2 millones.

Ambos detenidos habrían lavado dinero de Odebrecht por el contrato del mencionado poliducto en 2013, por esos motivos el Juez de Flagrancia ordenó -el sábado pasado- el inicio de la instrucción fiscal por 90 días y les dictó prisión preventiva. Esto es resultado de varios meses de indagaciones e impulsos fiscales que se iniciaron en diciembre.

De diciembre a mayo pasado, Chiriboga gestionó 6 reuniones con Odebrecht para llegar a un acuerdo de cooperación eficaz, el cual se concretó en junio con el nuevo Fiscal, Carlos Baca, quien pudo finalmente firmar un acuerdo para acceder a la información de los delatores de la compañía en cuanto a Ecuador.

Las delaciones forman parte del denominado caso ‘Lava Jato’ que se sigue en Brasil y que ha motivado la pena de 22 años de cárcel para Marcelo Odebrecht, dueño de la compañía, por el pago de sobornos. Chiriboga también pidió 6 asistencias penales internacionales y 2 actos urgentes para frenar nuevos contratos de Odebrecht en Ecuador y para retener el pago de $ 40 millones a la constructora y así asegurar el retorno del dinero ecuatoriano de las coimas.

Fuente: El Telégrafo