Compartir

El expresidente Abdalá Bucaram, quien retornará el sábado al país tras 20 años de exilio en Panamá, planea terciar en las elecciones seccionales de 2019, aseguró hoy su hijo mayor, del mismo nombre y más conocido como "Dalo".

El Telégrafo

En entrevista con Efe, Dalo Bucaram dijo que en enero próximo decidirán a qué cargo se postulará el expresidente en la provincia del Guayas.

“Abdalá Bucaram, si Dios lo permite y le da vida, será candidato en las elecciones seccionales del año 2019 (…) podría ser a la Alcaldía de Guayaquil o a la Prefectura del Guayas”, subrayó al apuntar que su padre goza de buena salud tras haber sufrido en el pasado problemas de corazón.

Recordó que el expresidente, depuesto en 1997 apenas cinco meses después de entrar en funciones, tiene un marcapasos, fue sometido a cuatro intervenciones de corazón, en el que, además, tiene colocado un desfibrilador de sangre.

Regresa de “forma muy estable, con mucha fuerza y, principalmente, con muchos sueños y muchos deseos de lucha”, indicó al comentar que su progenitor se postulará en alguno de esos comicios locales con el partido Fuerza Ecuador (FE).

Una vez prescritos los casos que tenía en su contra, el expresidente de Ecuador regresará el próximo sábado en un vuelo comercial e inmediatamente tomará el helicóptero que lo llevará al suburbio de Guayaquil (suroeste), indicó su hijo, presidente nacional de FE.

Allí ofrecerá, “ante una multitud”, un discurso que durará entre sesenta y noventa minutos, y luego saldrá en una caravana para reencontrarse con sus seguidores en la zona sur de Guayaquil para que “todo el pueblo pueda reencontrarse con el expresidente”.

Dalo Bucaram expresó su esperanza de que el país entienda que quien vuelve “es un ser humano, un padre de familia, un abuelo, un hermano, un esposo, que lo único que quiere es poder vivir en paz después de haber sido afectado durante veinte años en los que no se le permitió pisar su patria”.

“Regresa en paz, en busca de una concertación nacional” para lo cual llegará “extendiendo la mano, inclusive a aquellos que lo han perseguido”, indicó.

En una entrevista vía Skype, Abdalá Bucaram dijo ayer desde Panamá que demandará al Estado ecuatoriano por su destitución con el fin de evitar casos similares en el futuro.

“Llego en un ambiente de paz para evitar que esto le vuelva a pasar a la patria, por eso hago un juicio… ¡Para que el Estado se haga responsable!”, adelantó el expresidente.

Sin embargo, su hijo matizó hoy la declaración al indicar que la anunciada demanda apunta a quienes lo destituyeron en 1997.

En febrero de ese año, apenas cinco meses después de haber asumido el cargo, 44 legisladores, de un total de 80, dieron el sí a la moción de destitución por “incapacidad mental para gobernar”, señalada sin examen médico ni derecho a la defensa.

Por ese proceso legislativo, y por las dos causas judiciales abiertas contra él que le impedían hasta ahora regresar al país, el exmandatario quiere pedir una reparación civil de 200 millones de dólares.

Dalo Bucaram dijo que el tema de la demanda no es, en este momento, la prioridad de su padre, quien llegará a pasar tiempo con su familia, para dedicarse luego a su actividad política y estudiar la posibilidad de los juicios de reparación contra los responsables de “actos de inconstitucionalidad”.

Fuente: EFE