Compartir

El expresidente de Ecuador Abdalá Bucaram regresará al país desde Panamá el próximo 17 de junio de 2017, tras veinte años de ausencia, al prescribir en abril pasado la última causa judicial que pesaba contra él, informó hoy (29 de mayo de 2017) su hijo, el excandidato presidencial Abdalá "Dalo" Bucaram.

El Telégrafo

“El 17 de junio, que es el fin de semana del día del padre, veinte años después, el expresidente Bucaram llega a su país y, esperemos, que propios y extraños asimilen este día en paz, con la tranquilidad de saber que el que regresa es un ser humano, que nos saquemos esa venda de odio que muchas veces muchos se ponen”, dijo “Dalo”.

En una entrevista en la radio i99, el hijo del expresidente dijo que su padre, de 65 años, presenta una “evolución positiva” al marcapasos que le colocaron y añadió que también tiene un desfibrilador pues tenía un problema por un lento fluido de la sangre en su corazón, ahora solucionado.

“Hoy su corazón funciona perfectamente y estamos tomando todas las precauciones para que eso siga así”, apuntó. La Corte Nacional de Justicia (CNJ) declaró el pasado 20 de abril la prescripción de la última causa penal que pesaba en contra de Bucaram, quien está asilado en Panamá.

El juez de la CNJ Jorge Blum manifestó entonces en una resolución que el caso prescribió, al haber transcurrido veinte años desde la apertura del proceso, y ordenó la retirada de las medidas cautelares sobre Bucaram, quien gobernó entre agosto de 1996 y febrero de 1997.

En el caso “Mochila escolar” se investigaba un supuesto sobreprecio en un programa educativo del Gobierno de Bucaram, según medios locales. La resolución se dio a conocer días después de que se declarase también prescrito un delito de peculado (malversación) del que se acusaba al expresidente por el supuesto uso indebido de “gastos reservados” del Estado durante su corto mandato.

El 6 de febrero de 1997 el Congreso ecuatoriano destituyó a Bucaram por “incapacidad mental” para gobernar, sin examen médico ni derecho a la defensa, y declaró vacante la Presidencia.

El exmandatario ecuatoriano ha subrayado que su destitución se propuso en el Congreso por su “supuesta incapacidad física o mental” sin el “indispensable juicio político” que le permitiera ejercer su “legítimo derecho a la defensa”.

Según “Dalo” Bucaram, lo primero que quiere hacer su padre al volver es visitar la tumba de su recientemente fallecido hermano Adolfo y pasar tiempo con la familia.

Fuente: El Comercio