Compartir

El exmandatario Sebastián Piñera y la periodista Beatriz Sánchez, en sus respectivas coaliciones de derecha e izquierda, dominaron con amplitud las elecciones primarias realizadas el fin de semana en Chile, según las proyecciones tras ser escrutados más del 70 % de los votos, lo cual le allana el camino al primero con vista a las elecciones presidenciales de noviembre próximo.

Agencia Andes

Aunque las encuestas daban a ambas figuras favoritas para imponerse, los sufragios sirvieron para confirmar a Piñera por la agrupación de centroderecha Chile Vamos, y a Sánchez por el Frente Amplio (FA).

“Tuvimos un gran triunfo, claro y contundente”, celebró Piñera, cuya candidatura es independiente pero tiene el aval del moderado partido Renovación Nacional, que compite por tercera vez por la presidencia de Chile.

El multimillonario empresario, que aspira a la reelección tras un primer gobierno entre 2010 y 2014, se impuso con un 57,47% de los votos al diputado Felipe Kast (14,94%) y al senador José Manuel Ossandón (27,59%), escrutado el 97,83% de las mesas de acuerdo al Servicio Electoral (Servel).

Piñera, quien ya estuvo en la Presidencia de 2010 a 2014, se mantuvo desde su salida del Palacio de La Moneda como un fuerte crítico de la gestión de su sucesora, Michelle Bachelet, quien cuenta con el respaldo de la Nueva Mayoría (NM).

La coalición gubernamental, al margen de algunos puntos neurálgicos de Bachelet, no se ha mantenido cohesionada y de hecho, uno de sus partidos, la Democracia Cristiana (DC), decidió no tomar parte en las primarias.

Carolina Goic (DC) y el independiente Alejandro Guillier, ambos senadores, no se enfrentaron en este mecanismo y ambos irán a la primera vuelta de las presidenciales de noviembre sin contar con la unidad de la NM.

Goic, según los sondeos de opinión, dejó entrever que la DC apoyaría al rival de la derecha en segunda ronda, mientras Guillier recaba adeptos en toda la nación para validar su candidatura.

Todo ese panorama beneficia a Piñera, visto por un importante sector de la opinión pública y del empresariado al que pertenece, como un presunto salvador de la economía, sufrida en particular por la baja del precio del cobre el mercado mundial.

El sufragio de las primarias, empañado por el revés de Chile en la Copa Confederaciones de Fútbol de Rusia, tuvo empero una aceptable participación de los votantes que, en cifras todavía por confirmar, fueron superiores a igual evento de 2013.

Piñera, como se esperaba, derrotó con holgura al senador Manuel José Ossandón, y al diputado Felipe Kast.

Los resultados dejan a Piñera con “la primera opción de ser presidente de la República”, estimó el analista de la Universidad Diego Portales, Claudio Fuentes.

Fuente: Agencia Andes