Compartir

El expresidente panameño Ricardo Martinelli, preso en Estados Unidos tras ser solicitado en Panamá por acusaciones de espionaje y corrupción, obtuvo la libertad bajo fianza mientras se define su extradición, una concesión que fiscales de Miami dijeron que apelarán.

EFE

Una jueza de la Corte del Distrito Sur de Florida, Marcia Cooke, concedió el martes la excarcelación de Martinelli con una fianza de un millón de dólares. El exmandatario de 65 años, quien se exilió en Miami en 2015, fue detenido el 12 de junio y desde entonces ha estado recluido en una prisión federal en esta ciudad. Sin embargo, a partir de ahora podrá permanecer en su residencia de Coral Gables, en Miami, aunque deberá entregar su pasaporte y reportarse periódicamente a las autoridades.

Fiscales de Miami, que se opusieron a la libertad bajo fianza por considerar que entrañaba riesgo de fuga, anunciaron que apelarán la decisión de la jueza Cooke ante una corte superior en Atlanta (Georgia, sureste).

Sin embargo, la libertad bajo fianza no se suspende mientras se procesa la apelación, explicó a AFP el portavoz de Martinelli, Luis Eduardo Camacho. Martinelli, acusado en Panamá de malversar fondos durante su mandato (2009-2014) y de crear una red de espionaje contra unas 150 personas, fue considerado extraditable por el juez federal estadounidense Edwin Torres el 31 de agosto pasado.

La jueza Cooke ratificó esa decisión hace tres semanas, al rechazar un habeas corpus presentado por la defensa. El portavoz de Martinelli dijo que los abogados del expresidente prevén agotar todas las instancias para evitar la extradición.

En caso de que ésta se mantenga firme judicialmente, el Departamento de Estado estadounidense debe emitir una resolución que certifique su aceptación, y recién entonces podría hacerse efectivo el traslado de Martinelli a Panamá, donde quedaría bajo jurisdicción de la Corte Suprema de Justicia.

Fuente: El Telégrafo