Compartir

El expresidente de Perú Alberto Fujimori volvió a la prisión, donde purga una condena por crímenes de corrupción y lesa humanidad, tras pasar cinco días internado en una clínica debido a una dolencia cardíaca, informó este lunes su médico.

El Telégrafo

“Tras superar un problema serio de salud, el sábado por (la) tarde ha regresado a la (cárcel de) Diroes”, dijo Alejandro Aguinaga, médico de cabecera de Fujimori y exministro de Salud de su gobierno.

En declaraciones al Canal N, Aguinaga explicó que Fujimori tendrá en prisión un dispositivo que le permitirá medir su ritmo cardíaco las 24 horas al día.

El exgobernante (1990-2000) estuvo 72 horas en cuidados intensivos por una enfermedad cardíaca severa descrita por su médico como una “taquicardia supraventicular”. “Se logró la estabilización con más tiempo (más rápido) de lo que fue la última vez, por la sensibilidad de los medicamentos”, indicó Aguinaga.

Es la segunda vez en los últimos tres meses que Fujimori es hospitalizado por problemas cardíacos. En mayo presentó una arritmia por insuficiencia en la válvula mitral, recordó Aguinaga.

La salud de Fujimori ha despertado acalorados debates en Perú desde que el presidente Pedro Pablo Kuczynski aseguró en abril que evalúa concederle un indulto humanitario basado en un informe médico independiente.

Varias fuentes indican que el beneficio se podría otorgar a fin de año, antes de la visita del papa Francisco prevista para el 18 enero de 2018.

Además de sus problemas cardíacos y de hipertensión, Fujimori sufre depresión y una lesión cancerígena en la lengua por la cual ha sido operado en seis ocasiones desde fines de la década de los noventa.

“Él (Fujimori) siempre trata de estar activo y luego también escribe sus memorias vivenciales”, manifestó Aguinaga.

El autócrata expresidente cumple desde 2007 una condena de 25 años de cárcel por corrupción y crímenes de lesa humanidad cometidos durante su gestión.

Fuente: El Telégrafo