Compartir

Argentina, con ayuda internacional, trabajaba contrarreloj este domingo para localizar el submarino perdido con 44 tripulantes, en medio de un frente de tormenta en el Atlántico Sur, cuatro días después de perder el contacto con la nave y tras detectar siete llamados satelitales esperanzadores.

EFE

Las siete llamadas satelitales a bases navales detectadas el sábado reabrieron las esperanzas de que el submarino “ARA San Juan” se encuentre en superficie, pero la geolocalización de la nave enfrenta complicaciones climáticas en un mar con olas de más de siete metros.

“Existe un cauto entusiasmo”, dijo este domingo el perito naval Fernando Morales, en declaraciones al canal C5N, y explicó que el intento de utilizar el teléfono satelital indicaría que “el submarino tuvo que emerger a una profundidad que permita la llamada”.

Las llamadas que se presume vinieron del submarino, tuvieron una duración de entre 4 y 36 segundos y fueron recibidas entre las 13:52 y 18:42 GMT, pero “no lograron enlazar con las bases” de la Armada (Marina de Guerra) argentina, informó el Ministerio de Defensa.

“Recibimos siete señales de llamadas satelitales que provendrían del submarino San Juan”, escribió la noche del sábado el ministro de Defensa, Oscar Aguad, por la red social Twitter. Agregó que se está “trabajando arduamente para localizarlo y transmitimos la esperanza a las familias de los 44 tripulantes: que en breve puedan tenerlos en sus hogares”.

La última comunicación regular con el “ARA San Juan” fue el miércoles pasado a las 10:30 GMT cuando se encontraba a 430 km de la costa en el Golfo de San Jorge, en el Atlántico Sur, mientras navegaba de regreso desde la ciudad austral de Ushuaia hacia Mar del Plata, 400 km al sur de Buenos Aires.

Noticias esperanzadoras

La noticia de las llamadas reavivó la esperanza de los familiares de los tripulantes en que la nave esté en superficie, cuando ya comenzaba a prepararse un eventual rescate en la profundidad del Atlántico. “¡Están afuera!, Gracias a Dios, estamos felices”, dijo al canal TN Claudio Rodríguez, hermano de Hernán, maquinista del “San Juan”.

“Si llamaron por el satelital están en superficie, y eso nos da esperanza porque sabíamos que ‘abajo’ estaban jodidos”, afirmó confiado en que “los van a encontrar”. Entre los tripulantes viaja una sola mujer, la primera oficial submarinista de la Armada Argentina y de Sudamérica, Eliana Krawczyk, de 35 años, que es jefa de armas.

Fuente: El Telégrafo