Compartir

Para el 8 de mayo la Unión de Taxistas de Tungurahua ha programado la Marcha por la Paz y Solidaridad, la cual recorrerá las principales calles de Ambato, en repudio al asesinato de uno de sus miembros.

El Telégrafo

En un conocido pero deshabitado punto de esta ciudad el jueves 3 de mayo murió apuñalado un conductor de la cooperativa Circunvalación, mientras realizaba el traslado de un ciudadano extranjero por el centro de la urbe. Al menos 16 puñaladas asestó el delincuente en el cuello, espalda, rostro y pecho de Manuel Alarcón, al interior del vehículo, al momento que se disponía a cobrar por la carrera.

La agresión se perpetró en menos de dos minutos, mientras el chofer aún tenía puesto el cinturón de seguridad, factor que le impidió salir del auto y defenderse. El atacante, presuntamente de nacionalidad colombiana, de inmediato huyó hacia las riberas del río Ambato, en el Paseo Ecológico, donde pocos minutos después fue reconocido y detenido por agentes policiales.

Manuel, padre de 3 hijos y de 54 años, falleció en el Hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, a las pocas cuadras donde tuvo lugar el asalto, tras cuatro horas de esfuerzos médicos. “No descansaremos hasta ver tras las rejas a este ser despreciable que ha causado un dolor tan profundo entre los compañeros del volante, familiares, vecinos y conocidos de Manuelito, como lo llamábamos de cariño.

La marcha se hará para demostrar a la colectividad entera que el gremio de taxistas es uno de los más unidos de nuestra sociedad, si agreden a uno, nos agreden a todos”, señaló Giovanni Sánchez, presidente de la Unión de Taxistas de Tungurahua, durante la audiencia de formulación de cargos realizada el viernes 5 de mayo.