El Teatro Chino de Hollywood ya acoge a los fanáticos de Star Wars, que con sacos de dormir y un proyector portátil de películas, llegaron para estar entre los primeros que verán el Episodio IX, la próxima semana.

Créditos: EspectaculoAR.

Una veintena de amantes de la ciencia ficción ya estaba instalada ayer en este importante polo turístico de Los Ángeles, días antes de la primera proyección de El Ascenso de Skywalker, que pone fin a la historia original creada por George Lucas hace 42 años.

Los organizadores esperan que esta cifra aumente a 150 en los próximos días, con fanáticos de todas las edades viajando desde otros países como Gran Bretaña o Japón para ver este último episodio en el mismo lugar donde La Guerra de las Galaxias se estrenó en 1977.

Cuando viene Star Wars, todo lo demás es secundario, es como tener un bebé“, dijo el megafanático Nicolas Johnson, esperando junto a su perro Cookie.

Tengo suerte de poder trabajar en la fila. Voy a dormir aquí y en la noche podré compartir con mis amigos y hablar de Star Wars”, señaló por su parte Shing Hwong, una abogada de 39 años que vive cerca de San Francisco y trajo consigo su computador portátil.

Esta unida comunidad empezó a hacer esta fila temprana para los estrenos de la saga hace dos décadas, cuando se estrenó La amenaza fantasma de 1999.

En aquel entonces, esperaron 42 días en el bulevar Hollywood. Ahora, mayores y con más compromisos, decidieron recortar el tiempo de espera para el próximo filme, tomando en cuenta además que se estrena en invierno.

Fuente: El Universo, nota original aquí: LINK