En Notimundo A La Carta, el director de Seguridad Ciudadana y Orden Público de la Policía Nacional, Fausto Salinas, aseguró que la crisis carcelaria, no es fácil de controlar y tampoco tiene una solución a corto plazo.

NotiMundo - Derechos Reservados

Según Salinas, los disturbios dentro de la Penitenciaría Del Litoral se lograron contener y como resultado, decomisaron algunas armas. “Hay una pugna de poderes, tanto al interior de las cárceles como en la parte externa”, declaró.

El director afirmó que los reos hacen lo que quieren porque no tienen un régimen penitenciario firme y exigente, con sanciones disciplinarias que comprometan su sentencia.

El funcionario explicó que el Estado, la Policía Nacional, las Fuerzas Armadas y el Servicio de Rehabilitación Social (SNAI), están trabajando para cerrar las brechas que existen en la infraestructura, tecnología, organización y temas legales, dentro del sistema penitenciario del país.

Salinas anunció que han identificado los puntos que deberán fortalecer: la primera acción será la seguridad perimetral, control de filtros y patrullaje, para evitar que existan fugas e incidentes. La segunda acción, será ejecutar operativos planificados para entrar a los pabellones y lugares problemáticos. La tercera, será ejecutar un plan de contención cuando se presente alguna crisis o problema al interior de los centros carcelarios.

Explicó que el personal policial se encuentra fuera de los pabellones, dentro, sólo están las personas privadas de la libertad y los agentes de seguridad penitenciarios. La Policía únicamente ingresa para someter a los reclusos y hacer los registros en las celdas.

El director reveló que las cárceles tienen puertas que no tienen la seguridad adecuada y tampoco candados. “Para un pabellón que tiene 720 reos, tendríamos que dejar por lo menos un mínimo de 500 policías y eso es imposible”, enfatizó. En el caso de la Penitenciaría del Litoral, lugar dónde se registraron los amotinamientos, se necesitaría cerca de 5 mil policías, distribuidos en los diez pabellones.

Salinas aseguró que uno de los objetivos de la Policía Nacional, es capturar a los 48 sicarios más peligrosos que operan en la provincia del Guayas. Hasta el momento, han logrado capturar a 17 de ellos.

“La estrategia es fortalecer las acciones preventivas con la Unidad Móvil Operativa Táctica que está trabajando en Guayaquil. Los lugares donde ha intervenido hemos visto una disminución de las muertes violentas y también la ciudadanía tiene una sensación de seguridad”, afirmó. Además, aseguró que las Unidades de Inteligencia e Investigación, han identificado algunas organizaciones criminales que están operando en la ciudad.

 

Mira la entrevista aquí: