Compartir

El Consejo de Participación Ciudadana decidió separar la superintendencia de Ordenamiento Territorial a Fernando Cordero. La decisión tuvo el apoyo de cinco de los siete miembros del organismo evaluador.

El Telégrafo

Según su resolución, Cordero no cumplió con dos requisitos legales. El primero que no tiene un título de cuarto nivel avalado por la Secretaria de Educación Superior y el segundo es que a la fecha que se presentó como candidato uno de sus hijos era gerente de una empresa inmobiliaria y de acuerdo con la normativa para la elección este era un impedimento.

Fernando Cordero aún puede presentar una impugnación a la decisión que tomó el Consejo de Participación.

Mientras tanto, para mañana está previsto que se analice el futuro de los jueces de la Corte Constitucional, que siguen en la lista de autoridades evaluadas. (I)

Fuente: El Telégrafo