Compartir

El fiscal general Carlos Baca Mancheno acudió a la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional este viernes 16 de junio de 2017. Ahí señaló que, sobre el caso Odebrecht, puede compartir información “de manera general” y no detalles.

El Comercio

Esto porque el proceso de investigación se encuentra en etapa de indagación previa y existe una prohibición legal. Según Baca Mancheno, existen cinco expedientes abiertos vinculados a los sobornos que Odebrecht reconoció que entregó en el país.

Entre ellos están: una indagación previa que fija la recolección general de información, una indagación previa por concusión, una instrucción fiscal por asociación ilícita y una indagación previa por lavado de activos.

Podrían abrirse más, aclaró el Fiscal, conforme se avancen las investigaciones. Los casos están constituidos por 602 cuerpos procesales y más de 60 000 documentos. Se han tomado hasta el momento casi 70 versiones.

Además, según la Fiscalía, se hicieron 18 allanamientos. Ocho personas están procesadas con formulación de cargos. Se pidieron 26 asistencias penales internacionales. Se han dictado dos arrestos domiciliarios. Se hicieron 442 diligencias y hay seis personas privadas de su libertad.

Las asistencias penales internacionales se hicieron a países en América (Colombia, Brasil, EE.UU., Panamá, Barbados, México, Islas Caimán, Curasao y Uruguay); en Europa (España, Suiza, Andorra, Holanda y Austria); Asia (Hong Kong y China); y Oceanía (Islas Marshall).

Uno de los descubrimientos que pudo adelantar es que para que la firma brasileña consiguiera los contratos se estructuró un esquema especial. Se usó un portal de aparentemente legalidad ante los ojos de todo el mundo. “La clave está que en el fondo se ocultaba una red que manipulaba contratos, ocultaba sobornos a través de empresas privadas y anulaba el control posterior”, dijo.

Por eso, añadió, no tendría mayor efecto pedir información a las instituciones públicas, porque se encontrarán con una aparente legalidad. El esquema se rompió cuando hubo una delación y el responsable de Odebrecht dijo que entregó dinero.

Sin embargo, aclaró que estas delaciones no pueden ser tomadas directamente para hacer arrestos y sentenciar personas. Primero se debe impulsar un proceso para probarlas. También explicó que las operaciones que llevó adelante Odebrecht tejió una red de corrupción con la utilización de un sistema financiero de paraísos fiscales.

Esta compañía desarrolló un esquema en el que la mayor parte del dinero ni siquiera pasó por el sistema financiero ecuatoriano. Por eso no se pudo rastrear. La declaración del Fiscal duró cerca de una hora.

Fuente: El Comercio