Compartir

La fiscal subrogante, Tania Moreno, confirmó la detención de cinco personas en la madrugada de hoy, vinculadas con los presuntos actos de corrupción de la empresa Odebrecht.

Twitter Fiscalía

Moreno detalló que los operativos se realizaron en Quito, Guayaquil y Latacunga. La fiscal indicó que de las cinco personas puestas a órdenes de la autoridad, una se detuvo en Quito, otra en Latacunga y tres en Guayaquil, pero aparte de estas detenciones se efectuaron allanamientos.

En Guayaquil se encontraron cinco cajas fuertes en un domilicio, las cuales, según Moreno, contenían $ 170.000 en efectivo. En este domicilio, además, se incautaron joyas “por un valor alto” y vehículos de alta gama.

También armas sin el permiso correspondiente. En otra vivienda, también en Guayas, se halló $ 25.000 en efectivo, computadoras y teléfonos. Mientras que en una empresa encontraron ocho vehículos de alta gama.

Finalmente, en otro domicilio en la vía a la costa, las autoridades encontraron carpetas y un cheque de la empresa Odebrecht por $ 980.000, además de carros de alta gama.

Mientras que en Quito hubo tres allanamientos, uno en un hotel en donde se incautó una caja fuerte. Mientras que en una empresa se hallaron documentos relacionados con la empresa Odebrecht.

Al igual que en otro domicilio en Quito, en donde también se encontraron documentos “también relacionados con Odebrecht”, sostuvo Moreno. El fiscal Carlos Baca Mancheno señaló que este es un primer operativo sobre la trama de corrupción de esta empresa, efectuado en la madrugada de hoy. Indicó que “con rigor técnico y respeto a las personas detenidas y estricta observancia al debido proceso, la evidencia para tomar las acciones confirma que los detenidos y las empresas allanadas formaron parte de una trama de crimen organizado que involucró a la empresa Odebrecht”.

Además, anunció que la próxima semana retornará a Brasil, “en virtud de que algunos de los involucrados gozan de fuero de Corte Nacional de Justicia”.

Señaló que viajará con un grupo de fiscales, así como un equipo técnico de la Fiscalía General del Estado, “para continuar con la recepción de versiones y recolección de evidencias, tareas en las que el equipo mencionado trabajará en coordinación con la Procuraduría General de la República Federativa de Brasil”.

Fuente: El Telégrafo