Compartir

El proceso de juicio político contra el exministro de Agricultura, Rubén Flores, quedó en suspenso, luego de que la Comisión de Fiscalización de la Asamblea no consiguiera los votos suficientes.

Foto: Twitter Comisión de Fiscalización

Nuevamente se evidenció la división de criterios entre los miembros de la mesa legislativa, lo que obligará a que este proceso no continúe hasta que se defina una posible reforma a la ley de la Función Legislativa.

En la sesión, realizada la noche del jueves pasado, la legisladora Silvia Salgado (Alianza PAIS-PSE) mocionó el archivo de la denuncia contra Flores.

Ella aseguró que no existen los fundamentos legales y necesarios para decir que existió incumplimiento de funciones. La propuesta fue apoyada por otros tres legisladores de la misma bancada. No obstante, otros cinco miembros de la comisión pidieron que se siguiera con el enjuiciamiento.

Dos de ellos fueron Lira Villalva (Revolución Ciudadana) y Homero Castanier (CREO). Ambos aseveraron que debe llegar hasta el pleno de la Asamblea para evaluar la conducta del exfuncionario.

Para la presidenta de la comisión, María José Carrión (Alianza PAIS) y quien se abstuvo, en este caso también se presentará un “vacío legal” que deberá ser aclarado en una posible reforma a la Ley de la Función Legislativa.

Para ello pidió a sus compañeros que se unieran y así exhortar al Consejo Administrativo de la Legislatura para que avance con este cambio. No es la primera vez que un juicio político queda en suspenso por falta de votos en la Comisión de Fiscalización.

Lo mismo sucedió en los casos de los exvocales del Consejo de la Judicatura y del exsuperintendente de Bancos, Christian Cruz, en los que no hubo los votos necesarios para aprobar o rechazar las denuncias contra ellos.

El último momento donde hubo consenso en la mesa de Fiscalización fue en el proceso político en contra del exministro de Economía, Carlos de la Torre.

Él fue procesado porque supuestamente desvió recursos destinados exclusivamente para la recuperación de las zonas afectadas por el terremoto de abril del 2016. (I)

Fuente: El Telégrafo – Nota Original, aquí: LINK