Compartir

Florence se convirtió en tormenta tropical al reducir sus vientos máximos sostenidos de 70 millas por hora (110 km/h), mientras se mueve lentamente por el extremo sureste de Carolina del Norte (costa sureste de EE.UU.).

EFE

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) indicó en su boletín de las 17.00 hora local (21.00 GMT) que Florence continúa su debilitamiento, con un aún más lento desplazamiento hacia el oeste a 3 millas por hora (6 km/h).

Fuente: EFE