Compartir

Luis Fonsi y Daddy Yankee rechazaron este lunes el uso de su megaéxito “Despacito” como parte de la campaña del presidente Nicolás Maduro en favor de la elección de los miembros de una asamblea que estará a cargo de reescribir la constitución venezolana.

Instagram Oficial

“Mi música es para todos aquellos que quieran escucharla y disfrutarla, no para usarla como propaganda que intenta manipular la voluntad de un pueblo que está pidiendo a gritos su libertad y un mejor futuro”, dijo Fonsi vía Twitter.
Fonsi aclaró que en ningún momento fue consultado, “ni yo he autorizado el uso o el cambio de letra de ‘Despacito’ con fines políticos, mucho menos en medio de la deplorable situación que vive un país al que quiero tanto”.